miércoles, 8 de septiembre de 2010

Serbia busca la revancha del Europeo

Este Mundobasket va de finales. Primero llegaron los griegos y ahora los de Scariolo se enfrentan a los serbios, los máximos rivales de España en el Europeo de Polonia: los que dejaron en evidencia a la ÑBA en el primer partido (66-56) y a los que aplastaron Rudy, Gasol y compañía en la final (85-63) para alzarse con el título.

No son los mismos, y esto no lo digo por las tres novedades de su banquillo -Basic, Savanovic y Keselj-. Ha pasado un año, el tiempo de cocción justo para que este equipo joven -20 a 27 años- sea un rival sólido y temible. Son un proyecto hecho producto. Son la gran esperanza para los países balcánicos, que llevan años reconstruyendo su juego tras perder el monopolio baloncestístico.

En lo que llevamos de Mundial Serbia sólo ha perdido contra Alemania en un partido en el que no contaba con los sancionados Teodosic y Krstic. El base es uno de los mejores jugadores de Europa; el pívot, jugador de Oklahoma City Thunder, es el principal referente de su juego.

En la final europea el combinado español venció a los serbios a base de triples, una defensa zonal asfixiante y la supremacía de Pau y Felipe Reyes en el rebote ofensivo. Pero ni contamos con Pau ni nuestros números han sido tan buenos estos días. A favor del equipo de Scariolo está el momento en el que llega a este partido su banquillo: en octavos contra Grecia los mal llamados “segunda línea” consiguieron la victoria española. El equipo ha llegado al punto de partida.

Será un partido ajustado, un verdadero examen entre dos aspirantes a campeones del mundo. Ninguno está por casualidad. Nuestra rival de cuartos de final es la selección de moda entre los videntes del baloncesto: ellos apuntan que el reinado español acabará a manos de los serbios. Hoy podría ser el día… Yo no lo creo así.


Atentos a…

Milos Teodosic: En el partido contra Croacia el base serbio no estuvo fino. El vendaje de su mano podría deberse a un dedo roto. Sería una gran noticia para España que el MVP de la Euroliga estuviera tocado: de no ser así probablemente Dusan Ivkovic le encargue la tarea de asfixiar a nuestros conductores, nuestro punto débil en comparación con otros años.

La línea de 6,25: Con las incorporaciones de Rasic y Keselj, que superan el 50% el porcentaje de aciertos en triples, Serbia vuelve a presumir de escuela de tiro.

La pintura: A pesar de su acierto en la periferia, la defensa individual no parece una opción con Felipe y Marc tocados. El planteamiento defensivo en el Europeo funcionó, así que en un partido de zonas el duelo NBA en el poste entre Marc Gasol y Nenad Kristic será decisivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada